NOTICIAS EDDM TRAINING

ENTREVISTA A FERNANDO CABRERIZO, DIRECTOR DEL MÁSTER MECEA

12/02/21

ES INGENIERO AERONAUTICO ESPECIALIZADO EN MATERIALES COMPUESTOS Y CIENTÍFICO DEL INTA, Y UN APASIONADO DE LA FORMACIÓN. NO SOLO CONOCE LOS ENTORNOS PROFESIONALES Y CIENTIFICOS, SINO QUE TAMBIÉN LOS EDUCATIVOS. TODO ESO LE CONVIERTE EN UNA VOZ AUTORIZADA DEL SECTOR

Científico, profesor, piloto de drones, calculista, músico, director del Máster en Cálculo Estructural Avanzado, evaluador de primer nivel de I+D+I… Fernando Cabrerizo (Madrid, 1967) es una persona que transmite vitalidad, mucha vitalidad. Por su experiencia adquirida en más de 30 años de profesional, su ritmo frenético y sobre todo su conocimiento, es una de las voces más reconocibles en el mundo del cálculo estructural.

Cabrerizo es doctor en Ingeniería Aeronáutica, Materiales y Estructuras Aeronáuticas por la Universidad Politécnica de Madrid y tiene un Máster en el método de Elementos Finitos. Un año después de terminar su carrera, comenzó a desarrollar su trabajo en el INTA. Actualmente es Jefe del Laboratorio de Caracterización Mecánica de Materiales Compuestos del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial.

Pregunta: De titulación aeronáutico. Te orientas al cálculo en tus inicios. ¿Por qué de esa decisión?

Respuesta: La verdad es que de la parte de la ingeniería lo que más me ha gustado siempre es la más técnica, la mecánico- estructural. Acabé la carrera y entré en GMV (Grupo de Mecánica del Vuelo SA), que era más un tema de espacio, pero cuando surgió la posibilidad de venirme al INTA (Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial) a materiales compuestos no lo dudé. Una vez en el INTA me propuse realizar el doctorado y me apunté a muchos cursos, y uno de ellos, el que más me gustó, fue un Máster en Cálculo por Elementos Finitos.

P: A veces suena muy distinto la aeronáutica con los materiales compuestos…

R: Realmente esa es la peculiaridad de los materiales compuestos. Yo me especialicé en mecánica estructural aeroespacial y materiales compuestos. Hay que tener en cuenta que trabajamos desde el proceso de fabricación, el proceso de diseño, el proceso de cálculo…. Especializarte en materiales compuestos es seguir toda la cadena de valor de un proceso de ingeniería. Para mí no es un salto pasar a materiales compuestos es ahondar mucho más en la ingeniería.

P: Músico de vocación, cálculo de profesión. Una parte muy creativa y otra muy metódica, e incluso desde otras posiciones de la ingeniería se ve hasta oscuro. ¿Cómo se puede combinar eso?

R: Eso pasa muchísimo. Yo soy músico desde los 10 años. He llegado a grabar discos, hacer giras… en ese mundillo de músicos, que no somos profesionales, que no vivimos de la música, hay mucho científico, mucho ingeniero… Mucho ser “racional”, que luego saca su creatividad por el lado de la música. Es perfectamente compatible y hasta necesario.

P: ¿Qué tiene que tener un ingeniero de cálculo para ser perfecto?

Es imposible responder a eso, es evidente que la parte técnica es incuestionable. Alguien que se dedica a esto tiene que tener una base técnica y una inquietud por lo que hace superior a la media. Hay que ser un poco obsesivo, insistente y yo creo que además hay que tener unos aspectos de personalidad que nada tienen que ver con la técnica. Pero no creo que se pueda ser perfecto, y no hay nadie que lo sea, hay casos de ingenieros excelentes, pero nadie es perfecto.

P: Participaste en el diseño de drones de hasta 1000 kg en los 90, en estructuras de lanzamiento, sector automoción…. ¿Qué te aporta ámbitos tan distintos a la hora de desarrollar tu trabajo?

R: Aporta mucho porque al no hacer siempre lo mismo te obligas a estar mucho más atento a lo más novedoso del sector donde estás trabajando. Cada vez que trabajas en un sector diferente tienes que ponerte al día, por lo tanto te aporta aprendizaje. A mí hasta ahora, esos cambios, esos aprendizajes, me han estimulado y espero que siga así.

 

I+D+I 

P: Además de tu trabajo profesional y vocación por la enseñanza, eres investigador de I+D+I de primer nivel. En España, ¿cómo ves el I+D+I en la actualidad?

R: En el sector tecnológico lo veo mal porque simplemente se da dinero a quien dice que hace algo y lo justifica de una forma. A veces con unos parámetros que, yo entiendo, son muy dudosos. Nunca hubo una buena política de I+D+I, no hay un objetivo claro. Siempre vamos apagando fuegos y no tenemos una idea clara del camino a realizar. Todo esto extendido a la tecnología aeronáutica pues habría que multiplicarlo por siete.

P: 30 años de profesional, dentro de la evolución que has podido vivir y la situación actual comparada al pasado, ¿qué ha cambiado?

Estas profesiones han perdido la identidad que tenían y su gran valor añadido. Ahora se usan para tareas que no hacen falta. Se ha perdido el encanto desde un punto de vista romántico y será difícil de recuperar.

P: ¿Volverías a estudiar lo mismo?

R: Si, sin duda.

“El objetivo principal en MECEA es formar a profesionales que desde el primer día que acaban su formación estén en la empresa rindiendo al 100%.” 

P: Hablando de temas formativos, tienes dos hijos, en edad universitaria, ¿qué consejos les das en materia formativa?

R: A nivel formativo siempre les inculqué que lo importante es que estudiarán y que se formarán muchos y cuanto más mejor. Que, dentro de eso, siempre sean muy buenos profesionales de lo que sea. Dos cosas les remarco, primero nada de tener una obsesión loca con el título, con tranquilidad. Lo segundo es que me da igual la profesión que decidan, pero lo que hagan estén formados y sean muy buenos profesionales. A la larga cuanto más formado estás tienes más opciones para acceder a puestos laborales.

P: Desde MECEA se estudia diferentes sectores y en otras formaciones se habla de la especialización, ¿pero porque tantos sectores?

Los sectores tienen diferentes requerimientos, pero a la hora de trabajar el cálculo estructural con las distintas herramientas que existen varían muy poco. Lo que pasa es que tú tienes que entender cómo trabajar para cada sector.

El objetivo principal en MECEA es formar a profesionales que desde el primer día que acaban su formación estén en la empresa rindiendo al 100%. Podríamos ceñirnos a un sector, pero evidentemente hay sectores que necesitan un proceso de aprendizaje y es más fácil pasar de un sector a otro en pleno período de formación que una vez estás trabajando. Yo creo que el alumno con esta formación diversificada sale al mundo laboral con una amplia gama de posibilidades de desarrollar su carrera.

P: ¿Cuál es el valor diferencial del MECEA respecto a otras formaciones?

R: Además de lo anterior, nosotros no repetimos cosas que han dado en la carrera. Los alumnos están aprendiendo cosas todos los días que son nuevas. Cuando tenemos que recordar algo que ya deberían conocer intentamos que sea muy breve, incluso que ellos mismos fuera de la clase se tengan que poner al día. Otra cosa que nos diferencia es que aprenden a interpretar. No sólo es conocer una herramienta si no que tienen que saber interpretar los datos que aparecen en ella.

P: Con todos estos softwares que se aprenden en MECEA que señalas, parece que la simulación podría acabar con el ensayo…

R; El ensayo real físico está perdiendo espacio respecto a la simulación. La capacidad de cálculo y modelos que puede haber hoy en día con estas herramientas es muy grande. Ahora mismo mejora la fiabilidad. Que podamos hacer un ensayo físico con un modelizado previo y ver que somos capaces de ciertas predicciones de manera virtual hace que el ensayo físico pierda terreno.

 FORMACIÓN PRÁCTICA

P: De los casos prácticos que realizan los estudiantes de MECEA, ¿para ti cuales son los más importantes?

Realmente todos les ayudan en su faceta futura de trabajo. Sí que es cierto que hay algunos que son vitales porque marcan a los demás. El primer caso práctico aeronáutico  (análisis de un fuselaje)  y el segundo (un estabilizador en material compuesto) son quizá la piedra angular del máster. En estos se enfrentan por primera vez a la carga de trabajo y a los requerimientos de un profesor que podría ser perfectamente tu jefe en una oficina de diseño.

P: ¿Por qué incluís una parte de la formación el CFD?

En los sectores que estamos hay una relación bastante cerrada entre la estructura y su respuesta. La estructura generalmente se ve afectada por una carga de fuera relacionada con un fluido. Por eso, hay que estudiar la parte de CFD. Además, en sectores como el aeroespacial, el control térmico es muy importante y afecta al sistema estructural, y por tanto muy interesante para ser abordada.

P: ¿Qué diferencia hay en este tipo de formación con las formaciones más académicas?

La principal diferencia es nuestro absoluto interés por el alumno. Nosotros hemos enfocado el máster al aprendizaje del alumno, que eso lo dirán en todas las enseñanzas, pero estamos muy pendientes del alumno, retroalimentándonos, y viendo lo que es mejor para él.

Eso mismo sin perder de vista a las empresas. Nosotros conocemos lo que demandan las empresas, algunos profesores son profesionales de las empresas, saben lo que quieren y lo que necesitan. Por lo tanto, ellos están enseñando lo que van a demandar en el futuro a alguien que va a trabajar con él.

Esto va al hilo con lo dicho antes sobre que no nos preocupamos con lo que ya saben, no vamos a repetir lo que deben de saber de la enseñanza reglada si no que les vamos a dar lo que demandan en ese momento en la industria donde irán a trabajar. Incluso con las herramientas,  este año usamos unas, pero en el futuro pueden ser otras, estamos abiertos a modificaciones según lo que se necesite en la empresa.

El máster desde la primera edición a esta cuarta ha ido evolucionando y se va adaptando a las necesidades.

P: Un profesor que viene de una empresa empezó la clase diciendo: “excompañeros vuestros de este máster, desde el día 1 en la empresa son un trabajador competente al 100%”. ¿Qué siente el director a escuchar esta frase?

Pues nada, prueba superada. Ese es el objetivo. Damos por hecho que les enseñamos mucho, lo vemos, pero el plus de que un profesional  de una empresa diga que desde el día 1 están integrados y capacitados para el puesto nos da mucha satisfacción.

P: ¿Porqué es importante la figura de un calculista y porque se está demandando más en la actualidad?

No es una pregunta nada fácil y no sé la demanda exacta que hay. Lo que si tengo claro es que el tipo de calculista que se demanda tiene que ser muy cualificado. Ahora lo que piden, y en MECEA estamos consiguiendo, es que llegue el primer día y se ponga a trabajar de verdad. Antes empezaban su formación especializada en el momento de empezar a trabajar, en cambio ahora con MECEA ese proceso se salta y la curva de aprendizaje se acaba.  En las oficinas de diseño quieren un calculista que empiece hoy y se ponga a funcionar, y eso es lo que estamos consiguiendo. Por lo tanto, creo que más que por cantidad lo que se está demandando es más calidad.

NOTICIAS EDDM TRAINING

Publicaciones y noticias sobre los últimos movimientos de EDDM Training y su oferta formativa en Madrid

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

CONTACTO

Plaza Carlos Trías Bertrán 4
28004 Madrid

+34 91 491 2868
info@eddm.es

ÚNETE A LA NEWSLETTER DE EDDM TRAINING
Recibe las últimas novedades, eventos y jornadas, notas de prensa y más directamente en tu email

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

Recibe las últimas novedades, invitaciones a eventos y jornadas y mucho más directamente en tu email.

¡Gracias por suscribirte!

Share This